EL ALCALDE DE PLATO DEBE CONTRATAR AL “HOMBRE CAIMÁN”

Resultado de imagen de el homre caiman"

 

Álvaro Lemmon Ballestas, ​​ más conocido como “El Hombre Caimán”, es un cómico, cantante que trabajó 45 años en el popular programa humorístico de la televisión colombiana llamado Sábados Felices, del cual fue despedido abruptamente sin ningún reconocimiento, sin más explicación solo con una patada en el trasero que le dio las directivas del canal Caracol, como ha hecho con muchos actores y humoristas que ya no encajan en sus cánones de juventud y belleza como exige la televisión contemporánea, ¿y el talento?   Eso poca interesa en una televisión que se ha quedado en el espectro del escándalo, del chisme y de los reality.

Lemmon nació el 9 de mayo de 1946 en la hermosa localidad ribereña de Plato, Magdalena y desde muy joven ya mostraba lo que iba a ser, un mamador de gallo a tiempo completo, un contador de chistes que al igual que los juglares no necesita universidad que le enseñe como debe explotar su oficio de histrión. 45 años mostrando todos los sábados que el humor es importante para la vida, que representar a la Costa  en sus chistes no era fácil en una fría y fúnebre Bogotá, que cada espectador tiene sus gustos y que él no era el predilecto de muchos.  Pero con aplausos, risas, cantos al compás  de la guitarra este plateño logró ubicarse entre las figuras del humor de su generación y de las que siguieron cada noche por tanta tiempo la emisión de un sábado felices donde había un exponente de nuestra tierra.

Pero lastimosamente todo cambia cuando ingratamente  te reconocen tu esfuerzo y sacrificio con un despido injusto, con una patada de jefe como lo dice en una de sus canciones el gran Diomedes Díaz  “la presa la caza el perro y viene el dueño y se la arrebata”. Y así le ha pasado a muchos cuentachistes de ese famoso programa que los echaron a la suerte de Dios y de lo que su talento pueda ayudarlos a recomenzar, pero con una premisa, ya están viejos y enfermos.

Álvaro Lemmon ya próximo a sus 74 años está  en una situación económica bastante grave  «Le debo mucha plata a todo mundo y le pido que me perdonen porque ha estado bastante mal la situación… la camioneta que tengo está embargada, pero Dios me va a ayudar a salir de ese problema»: comentó Álvaro al programa “Lo sé todo” del canal Uno, donde también comenta que para poder subsistir trabaja en un circo a muchos kilómetros de donde vive.

Y como se dice que los homenajes hay que hacerlos en vida, es hora de que el buen hijo vuelva a casa  y Plato su tierra natal le abra la posibilidad de desempeñar su talento, conocimiento y popularidad como vitrina de este acogedor municipio que quiere explotar su turismos, o como muestra en las nuevas generaciones ese carisma cultural que se puede encontrar en la Casa  de la Cultura del municipio. El alcalde Jaime Peña Peñaranda tiene la opción ahora, después para que hacer una escultura, pergaminos u homenajes cuando las propuestas se pueden hacer en estos tiempos en que “el hombre caimán” todavía canta y baila  con algún chiste pegajoso aunque su situación no esté para risa.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s