¿QUIÉN MANDA EN LA FISCALÍA DE SANTA MARTA?

La Fiscalía como reza en su enmienda de 1991 con la promulgación de la nueva Constitución Política y que empezó a operar el 1 de julio de 1992, dice que es una entidad de la rama judicial del poder público con plena autonomía administrativa y presupuestal, cuya función está orientada a brindar a los ciudadanos una cumplida y eficaz administración de justicia.  El subrayado es mío.

27971872_10215134820425804_2078294962350860837_n

Eso en el plano nacional con lo que ocurre con el Fiscal General Néstor Humberto Martínez que lo han blindado con las artimañas sucias y podridas de todo lo que pasó y ocurre con “el Caso Odebrecht” y de lo que el columnista Daniel Coronel revela de este personaje que extorsiona y perjudica a un ente primordial para ejercer el derecho de estado de cualquier ciudadano, esto dice Coronel, “Néstor Humberto Martínez le pidió a Carlos Mattos el 10 por ciento de lo que costaran las medidas cautelares dictadas por una juez que recibió plata después de ordenar esas medidas. El ahora fiscal, de manera astuta, ha tratado de mezclar procesos y clientes para que –en medio del ruido– queden camufladas sus actuaciones en el caso. Sin embargo, hay un documento con su firma que destapa los hechos”.

Si esto ocurre en la base piramidal de la entidad donde el jefe del cargo hace trampa y corroe la ética, ¿qué se espera para los directores de las fiscalías regionales?

Y es lo que tal vez ocurre en Santa Marta con el director de Fiscalía Vicente Guzmán, una persecución desde hace 15 meses contra la administración del alcalde Rafael Martínez que sin unas comprobaciones judiciales certeras abre expedientes y acusa de peligro para la sociedad a un mandatario donde se ha demostrado una transformación de  ciudad que en más de 25 años se había quedado en el abandono, postrada por la corrupción y el miedo que se respiraba por cada calle. Una ciudad embargada por el antojo y el apetito voraz de una clase dirigente, que aunque suene a retórica, no hicieron nada por cambiar, por el contrario, cayeron en la parapolítica, en la corrupción, en la acracia para favorecer a sus intereses politiqueros.

Unas medidas de aseguramiento que por mucho que lo niegue el director de fiscalía tienen un tufillo electoral, un show judicial que lo que hace es daño a una entidad que no tiene una credibilidad muy favorable ante la opinión pública. Pero lo más grave es que se llegue a tomar estas entidades para hacer mandados a fuertes grupos políticos, donde se debe entrar a investigar a fondo el proceder de un ente investigador que no ha dado resultados en otros casos judiciales que requieren de la entidad para verificar que sucedió como por ejemplos los niños perdidos de Minca, los resultados de las investigaciones sobre el homicidio de la niña asesinada en Gaira y cuyo presunto homicida fue encontrado muerto en las instalaciones de la Fiscalía.  Qué se tiene sobre el vil crimen de la líder Maritza Quiroz asesinada en su vivienda el pasado mes de enero en el corregimiento de Bonda. Cuáles son los resultados de los homicidios presentados en la ciudad, que se tiene como respuesta del ente investigador hacía cientos de casos que al parecer están quedando en el silencio administrativo de los directores de justicia.  Y es que con Guzmán como que hay casos donde unos son lentos y otros más rápidos, igual ocurría cuando era director de Fiscalía en Cartagena, un caso tan público como el asesinato del zar del chance Jesús Villalobos, socio de Enilce  López alias la gata, no tuvo respuesta.

Si hubo un mal proceder por parte del alcalde Rafael Martínez que sea la misma justicia que lo determine con pruebas contundentes y amparados bajo el derecho que tiene todo ciudadano de una administración de justicia basada en el estado de derecho, pero no armar un show de micrófonos y cámaras para determinar una ingobernabilidad donde no la hay, y tomar como caballito de batalla politiqueras unas improcedencias donde el ente investigador en cabeza de Humberto Martínez  esbozan la jactancia del cianuro y la paridad  en sus actuaciones. Pero ¿quién decide que caso es prioritario y cuál no, en la regional de Santa Marta?

 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s